Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ELI CORTIÑAS


La trayeutoria de Eli Cortiñas (1979) nacida en Las Palmas de Gran Canaria, trescurrió principalmente fuera del estáu español, participando como Profesora convidada na Academia d’Arte Kassel y l’Academia d’Arte Mainz, entrambes n’Alemaña, onde vive dende va años. Tien recibío beques y participao de residencies tan renomaes como la Beca Fundación Botín (2018), Villa Massimo (2014) Roma, Italia, Residencia Institutu Goethe (2015), Turín,
Italia, Beca Kunstfonds (2017) o Residencia Rupert (2018), Vilna, Lituania. Presentó’l so trabayu n’instituciones como Muséu Ludwig, Centre Pompidou, Kunsthalle Budapest, Marta Herford, Centru Atlánticu d’Arte Modernu (CAAM), Muséu d’Arte Modernu de Moscú, Kunstraum Innsbruck, Domus Artium (DA2), La Virreina Centru de La Imaxe y en bienales como la Bienal Internacional de Moscú, Mardin Bienal o actualmente na Bienal de Riga. Ente los festivales nos que se vio’l so trabayu destaquen el Festival Internacional de Cine d’Oberhausen, Curtas Vila Do Conde Film Festival o el Prospetif Cinema del Centre Pompidou.

Eli Cortiñas parte d’apañar y usar el found footage pa reflexonar sobre la construcción y deconstrucción d’identidaes y xeografíes. Tomando y deformando materiales y xestos d’oxetos audiovisuales tan diferentes como telenoveles, llargumetraxes producíos na RDA, películes del neorrealismu italianu, cine colonial o cualesquier retayu de la cultura popular, la so investigación amuesa cómo s’ellaboró y s’ellabora’l nuestru imaxinariu. Pero non dende un planu académicu o alloñáu, sinon encarando emociones, afeutos, sensibilidaes y perceiciones que señalen el pruyimientu y l’aforfugu propios del mundu de güei. Los sos vídeos ya instalaciones revisen el rol que’l cine y otros medios de comunicación-y dieron a la muyer, siempre en tensión ente l’espaciu interior de la economía doméstica y l’esterior del ámbitu profesional del trabayu. Nun averamientu mui personal, a veces dende la primer persona, l’artista cuestiona les imáxenes que consumimos y espardemos del Otru, les más d’elles xeneraes pol cine etnográficu de Hollywood como una teunoloxía semiótica al serviciu de la política colonial. Anguaño la so práutica incorpora, dende’l campu del videu-ensayu, una perspeutiva política que trabaya sobre’l prototipu de lo necro, ye dicir, sobre les formes en que la violencia, la muerte, l’estractivismu y la migración se constitúin como la nueva razón colonial.

Alfredo Aracil